A por el gigavatio eólico
viernes, 20 de abril de 2012

Argentina se ha marcado el objetivo de alcanzar con fuentes renovables el 8% del consumo eléctrico nacional para 2016. Dentro de este contexto, la energía del viento, aunque se encuentra en una fase inicial, tiene grandes proyecciones y empieza a insertarse en el mercado mundial de energía eólica. Así ven el futuro de esta tecnología Erico Spinadel y Marco Zazzini,  presidente y asistente, respectivamente, de la Asociación Argentina de Energía Eólica.

Entre las nuevas iniciativas orientadas a desarrollo de esta industria, el Programa GENREN se presenta como la propuesta más destacada para fomentar el desarrollo de la energía eólica y promover su utilización, contribuyendo a la diversificación de la matriz energética y a la mitigación del cambio climático

Con la reglamentación de la ley 26.190, el Gobierno declaró de "interés  nacional" tanto la generación de energía con fuentes renovables, como el desarrollo tecnológico del sector y la fabricación de equipos. Uno de los principales objetivos del Programa GENREN es lograr cumplir la ley 26.190 y alcanzar el 8% del consumo eléctrico del país abastecido por fuentes de energías renovables, en un plazo de 10 años (2016); como lo estipula la ley de fomento específica del sector, en uno de sus artículos y reglamentada por el Decreto 562/09 (con el cual nace el programa GENREN).
Impulsado por el Ministerio de Planificación a través de la Secretaría de Energía y su ejecutor ENARSA, los alcances y expectativas deseadas del proyecto consisten en:

• Desarrollar el uso de energías amigables con el ambiente
• Reducir la emisión de gases de efecto invernadero
• Diversificar la matriz energética nacional
• Promocionar las energías regionales
• Desarrollar la industria local

Ya en pleno progreso, la mayoría de los proyectos licitados por el GENREN se encuentran encaminados y hay dos de ellos concluidos y despachando energía a la red. Son los parques eólicos Rawson I y II, desarrollados por Emgasud. Fueron inaugurados en el 2011 y empezaron a despachar energía el pasado mes de enero, operando con un factor de utilización del orden del 40%.

Emgasud también cuenta con 220 MW adjudicados en la cercanía de la ciudad de Puerto Madryn. Los primeros 100 MW serán conectados inicialmente a una línea de 132 kV, antes de la realización de la línea de tensión de 500 kV. Los equipos de este parque eólico en la fecha de publicación de este artículo no se encontraban definidos.
Los únicos dos parques licitados para la provincia de Buenos Aires (Tres Picos I y II, llevados a cabo por Sogesic S.A.), se encuentran todavía en etapa de proyecto, las negociaciones para los aerogeneradores se hallan muy avanzadas y estarían definidas, junto a la financiación, en los próximos días.

De los 200 MW destinados a los parques eólicos de Loma Blanca I, II, III y IV, actualmente se ha conseguido un financiamiento para los primeros 50 MW mediante la emisión de un bono por US$ 103 millones (mediante la colocación de dos clases de títulos fiduciarios VDR en la Bolsa porteña con una tasa del 11% de intereses anuales en dólares) y la adición de US$ 25 millones propios. Los segundos 50 MW serán financiados con un crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF).

IMPSA WIND, el mayor fabricante nacional de aerogeneradores, obtuvo la aprobación de un financiamiento a largo plazo de la CAF y del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) a favor de su subsidiaria Eólica Koluel Kayke S.A. para la construcción de una central de generación de energía eólica localizada en Chubut. El proyecto, denominado Koluel Kayke II, tendrá una capacidad de 25 MW y contará con 12 aerogeneradores de tecnología desarrollada por IMPSA en el país. IMPSA ya ha completado la ingeniería, los estudios de suelo y la planificación de la obra y ha comenzado la compra de insumos y componentes para hacer que el parque comience a generar en 13 meses. Los demás proyectos se encuentran en un estado avanzado en la búsqueda de financiación.

A mediados del 2011 se originó la resolución 108/11, que habilita a la realización de contratos de abastecimiento entre el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) y las ofertas de disponibilidad de generación y energía asociada a partir de fuentes renovables, por un plazo de 15 años; siendo factible una prolongación de este plazo en hasta 18 años.
En consecuencia de esta medida, se abrió una posibilidad más directa del desarrollo de parques eólicos en nuestro país; por ejemplo, se firmó un contrato para el Parque Eólico Arauco a 126,5 US$ el MWh, ya en funcionamiento y cuya segunda etapa estará finalizada para junio de este año.

Un futuro prometedor


Como consecuencia de la Resolución 108/11, varios proyectos eólicos fueron asomando y empezando a ser desarrollados. A pesar de que hoy en día estos se encuentren en etapas preliminares, se puede considerar que si el viento sigue soplando, dichos proyectos serán llevados a cabo. Estos se encuentran desparramados por todo el territorio argentino. Tomando como ejemplo: “El Jume” – Santiago del Estero; “Achiras”, “Las Vertientes” – Córdoba; “Reta” – Buenos Aires; “Arauco II,III y IV” – La Rioja. Todos ellos están fuera del plan GENREN, en búsqueda del objetivo fijado para el 2016.

Tomando en cuenta el avance de los proyectos del GENREN (754 MW eólicos) y de la aparición de los nuevos emprendimientos anexados a la Resolución 108/11, el GW de potencia eólico no esta tan lejos de alcanzarse. Siendo optimista, entre finales del año 2013 y principios del 2014 se estaría alcanzando dicho monto de capacidad de generación. Téngase en cuenta que tanto México como Brasil ya han sobrepasado la línea del GW a la fecha.

Pero hay desafíos por delante. Cuando se piensa en la energía eólica en la Argentina se asocia directamente con la Patagonia, sus fuertes vientos vuelven un paraíso energético en materia del viento a dicha región del país. Es por eso que gran parte de los parques eólicos adjudicados en el programa GENREN fueron para allí. Pero no hay que dejar de considerar las pérdidas que implica el transporte de energía por nuestra red troncal de 500 kV c.a. debido a la gran distancia que hay entre el centro de consumo del país considerado en Zárate y el sur de la Patagonia. Esta distancia es prácticamente igual a la que separa las Islas Madeira de Stuttgart, considerado como centro de la demanda de energía europeo.
La estructura de la red, de tipo radial con convergencia a los grandes centros de consumo, limita la disponibilidad de nodos de conexión para las granjas eólicas. Y puede resultar onerosa la construcción de líneas de media y alta tensión hasta los nodos de conexión a la red o hasta los centros de consumo, sumadas las pérdidas de energía. (ejemplo: Región Patagónica). Además, la cantidad de MW a conectar a la red es limitada y depende en forma proporcional de la tensión de la misma y con la cercanía a una estación trasformadora. Hay proyectos en elaboración para llevar la red troncal a 700 kV c.a. o inclusive a 1000kV c.c..

Una opción es instalar granjas eólicas cerca de las redes de alta tensión, teniendo en cuenta los límites de capacidad del nodo. Pero habría que hacer inversiones en la red,  tender hacia redes malladas como las que posee Europa y fortalecer la interconexión entre países de la región, permitiendo la exportación-importación de energía. Ello permitirá acompañar el desarrollo de la industria eólica en el mediano y largo plazo.

Desarrollo de una cadena de suministro


Hoy en día se encuentra avanzado el desarrollo de una cadena de suministro. Tanto la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE), como los principales estandartes de esta tecnología en el país, se han puesto en marcha para la realización de una cadena de suministros que cubra las necesidades de la industria eólica argentina, tanto en materia de proveedores como de capital humano calificado.

El recién creado Clúster Eólico –apadrinado por la Cámara de Industriales de Proyectos e Ingeniería de Bienes de Capital de la República Argentina (CIPIBIC)– ya cuenta con 29 empresas nacionales vinculadas a la energía del viento. Uno de sus objetivos es lograr, con equipamiento argentino, una producción anual de 1.000 MW hacia 2020. Apunta a que los próximos parques eólicos a instalar en el país incorporen equipamiento fabricado en la Argentina.

Marco regulatorio adecuado


En cuanto al marco regulatorio, las soluciones adoptadas, si bien no definitivas en ningún caso, en general siguen dos lineamientos diferentes:

• Fijación de un precio de venta garantizado en moneda constante al generador eoloeléctrico por MWh entregado a la red.
• Fijación de la obligatoriedad para todos los generadores de obtener un porcentaje predeterminado de energía eléctrica a partir de fuentes primarias renovables.

Ambos lineamientos van acompañados de campañas de educación de la población, tendientes a fomentar en ella el concepto del “precio verde”. En particular, en los casos de aplicación del lineamiento segundo, vastos sectores de la población aceptan pagar mayores tarifas por los servicios eléctricos siempre y cuando su proveedor local les garantiza que él compra energía eléctrica “limpia” en cantidades suficientes como para cubrir las demandas de los usuarios que pagan el “precio verde”. Se requiere un amplio nivel cultural entre la población para que este método sea aceptado. 

Más información:
www.argentinaeolica.org.ar


¿Se cumplirá la ley 26.190?

En vistas a los proyectos de generación de energía No renovables, el panorama no es muy alentador, las centrales hidroeléctricas de Garabí (1.150 MW) y Panambí (1.050 MW), la nueva usina de carbón en Río Turbio (240 MW) y las centrales hidroeléctricas Condor Cliff y La Barrancosa (sumando entre ambas 1.700 MW) atentan contra el compromiso de alcanzar la meta del 8% de generación por medio de energías renovables. Debe recordarse que las centrales hidroeléctricas son consideradas como renovables solamente con una potencia máxima de 30 MW.


EÓLICA ARGENTINA 2012

Los días 3 y 5 de julio próximos se realizará en Buenos Aires este primer evento dedicado a la energía eólica en Argentina organizado por Artenergy Publishing en cooperación con AAEE (Asociación Argentina de Energía Eólica). Se realizará simultáneamente con EXPOSOLAR ARGENTINA 2012, el evento dedicado a la energía solar fotovoltaica y térmica, y con GREEN EXPO ARGENTINA 2012, exposición dedicada a las otras energías renovables (biogás, cogeneración, hidroeléctrico, biocombustibles y tratamiento de residuos).


Eliminación de subsidios

En los últimos años, el gobierno nacional implemento una política de subsidios a distintos sectores, en particular a la energía eléctrica. Resultaron así valores irreales en la factura de energía que llegaba a los hogares, generando una despreocupación en la conciencia social argentina y haciendo que Argentina tuviera los precios de electricidad más bajos de Latinoamérica. El precio promedio de la energía residencial, por ejemplo, rondaba los 16 centavos de dólar por kilowatt-hora en la región, mientras que en Argentina es de menos de tres.  Con precios tan accesibles en el sector residencial, era impensable contemplar, tanto la generación eléctrica, como la calefacción o calentamiento de agua por medio amigables al medio ambiente.
Hoy en día el panorama es totalmente distinto. Con la quita de subsidios el consumidor verá aumentos de hasta un 400%, dejó de ser solo una tecnología para el usuario con conciencia ecológica ya que los tiempos de recupero de inversión sobre los equipos son mucho menores, volviendo a la mini-generación y a la solar térmica como opciones viables para reducir gastos. Claro que esto seria un inicio en el largo camino de la auto-generación residencial, ya que hacen falta medidas legislativas, tales como el net-metering para lograr un sistema bi-direccional (generación propia y conexión a la red).

Fuente: http://www.energias-renovables.com/energias/renovables//index/pag/eolica/colleft//colright/eolica/tip/articulo/pagid/20011/botid/91/len/es/