Inicio arrow Nacionales arrow Parques eólicos en Neuquén
A+  |  A-  |  Reset
   
Parques eólicos en Neuquén Imprimir E-Mail
viernes, 29 de junio de 2012
Las empresas eólicas darán a conocer el diseño técnico-industrial de los aerogeneradores y los estudios de impacto ambiental y conexión al sistema interconectado nacional de electricidad (SIN).

Tras dos años de investigación y medición, finalmente el mes próximo se presentarán ante las autoridades provinciales los primeros tres proyectos de parques eólicos en la región. Se trata de los correspondientes a tres áreas fiscales localizadas en Zapala y Picún Leufú, de las que resultaron adjudicatarias las empresas eólicas alemanas WPD SA y Sowitec SRL.

WPD, adjudicataria de dos áreas de cuatro que se ofertaron en la primera convocatoria, presentará el proyecto de un parque eólico de 50 megavatios en la zona La Americana y otro de 100 megavatios, próximo a la localidad de Picún Leufú. La empresa Sowitec diseñó un proyecto de 75 megavatios en la zona llamada Subida del Capo-Los Pocitos. En total requerirán una inversión de 300 millones de dólares.

Los tres proyectos eólicos están actualmente bajo estudio de la Agencia para el Desarrollo de Inversiones de la provincia SE (ADI-Nqn), y a priori cuentan con factibilidad técnica de construcción. Además de los estudios de viento y las características del parque eólico necesario, se incluyen los correspondientes a su diseño técnico y ambiental.

Lucas Riavitz, gerente de proyectos de la ADI-Nqn, explicó que las empresas darán a conocer, según los resultados de la medición realizada en los últimos dos años, “cuánto se puede sacar de cada área en materia eólica, en producción de energía, cantidad de aerogeneradores y disposición, entre otros”.

“Cada uno de esos proyectos –continuó- requiere factibilidad técnica, eléctrica y ambiental. Eso quiere decir que tienen que presentar ante las autoridades de la subsecretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable el correspondiente estudio de impacto ambiental, y ante las autoridades eléctricas, en este caso el EPEN, los estudios de factibilidad eléctrica”.

Una de las ventajas con las que cuenta la provincia del Neuquén es que esta energía renovable tiene posibilidades de acceso relativamente simple al sistema interconectado nacional de electricidad (SIN) mediante redes de alta tensión, que en este caso serían líneas de 132 kilovoltios.

La concreción de los proyectos está planteada en etapas que dependerán de la obtención de financiamiento, ya que se trata de inversiones de altísimo coste. Riavitz explicó que en la Argentina se estima que “cada megavatio instalado ronda los dos millones de dólares de inversión, o sea que un parque de 50 megavatios cuesta cerca de 100 millones de dólares”.

Las empresas se encuentran actualmente en la búsqueda de capitales, para lo cual “el precio de la energía es elemental. Este tipo de proyectos se viabilizan a través de contratos de largo plazo porque el mercado está regulado, y si no hay una tarifa que garantice el repago de esa inversión nadie lo llevará a cabo”, señaló.

En ese sentido, existen antecedentes de contratos firmados por el gobierno nacional para licitar 1000 megavatios de energías renovables, de los cuales 300 megavatios corresponden a energías eólicas, y ya se adjudicaron alrededor de 15 proyectos de 700 megavatios. Pero a pesar de ello algunos proyectos no consiguen financiamiento. “Es una inversión de riesgo; la realidad es que hay proyectos de más de 50 parques eólicos y hasta el momento de pudo concretar uno sólo”, dijo Riavitz.

Los parques eólicos que se proyectan en tierra neuquina se encuentran en etapa de tramitación del contrato de energía, que probablemente se concreten también con el gobierno nacional “o un ente regulador que promueva este tipo de energía, que incentive las energías renovables. Es un apoyo fundamental para obtener el financiamiento”, agregó.

El programa de instalación de parques eólicos de la provincia comenzó a materializarse en 2009, cuando el gobernador Jorge Sapag firmó el decreto Nº 1837, que declaró de utilidad pública la generación de energía eólica en áreas de propiedad fiscal.

En una primera etapa la convocatoria se abocó a obtener una estadística del viento fiable y homologada internacionalmente. Los adjudicatarios de cada área dispusieron de dos años para realizar sus campañas de medición, cuyos primeros resultados se presentaron el año pasado.

Según el programa eólico, en la siguiente etapa el inversor podrá ejercer la opción de instalar y explotar un parque eólico por el término de 30 años. Una de las condiciones de adjudicación es el pago de un canon anual por el uso de la tierra y en función de la potencia eléctrica a instalar. El valor de este canon llegó hasta los 7.500 dólares por megavatio.

Hasta el momento se encuentran en estudio ocho áreas que involucran un total de 58.332 hectáreas de alto potencial eólico y con cercanía a líneas de alta tensión. Todas se encuentran en los alrededores de Zapala, en cercanías del embalse de la represa El Chocón, en Chorriaca y Añelo.

 
< Anterior   Siguiente >
 
Encuestas
¿Es conveniente la existencia de una legislación para la generación distribuida de baja potencia?