Inicio arrow Nacionales arrow Dos empresas que ya apuestan al negocio
A+  |  A-  |  Reset
   
Dos empresas que ya apuestan al negocio Imprimir E-Mail
viernes, 11 de mayo de 2012
Una descripción de dos metalúrgicas miembros del Cluster Eólico Argentino y sus trabajos en el mercado.


 • SICA Argentina es una de las integrantes de la primera hora del cluster eólico. Fundada en 1984, la compañía con sede en Esperanza, provincia de Santa Fe, se especializa en el diseño y fabricación de recipientes sometidos a presión y equipos para la industria del petróleo, gas, química y eólica. La firma emplea en forma directa a 185 personas y exporta un 40% de su producción a Paraguay, Brasil y Sudáfrica, entre otros. 

En consonancia con un viraje mundial hacia las fuentes de energía limpias y renovables, “La compañía decidió crear una unidad de negocios especializada en energía eólica, construye y provee torres estructurales para aerogeneradores, conforme a los diseños y especificaciones del cliente, explica su gerente, Esteban Weidmann.  

Actualmente, SICA está fabricando torres de 83 metros para los aerogeneradores operados por Impsa, en el parque eólico Arauco, en La Rioja. El cluster permite canalizar el intercambio de información y experiencias entre sus miembros, así como realizar gestiones institucionales necesarias para consolidar la actividad eólica”, dice Weidmann. “La Argentina tiene un enorme potencial en esta industria, capaz de generar miles de empleos y una oferta exportable importante”, destaca.

• Metalúrgica Calviño, desde su planta en la localidad bonaerense de Florencio Varela, produce torres eólicas y estructuras de góndolas, rotores, estatores, turbinas y tapas para generadores eólicos. Esta pyme familiar, fundada por Manuel Calviño, en 1943, y comandada por sus nietos Gastón y Mauro Guarino, se volcó hacia la industria eólica en los últimos años, a partir de su actividad tradicional: la fabricación de puentes grúa y equipos de elevación para transporte. 

En octubre de 2011, la firma inauguró una nueva nave productiva dedicada a componentes eólicos, con una inversión de $ 6 millones. Gastón Guarino explica:: “Estimamos que, en los próximos años, la división eólica superará en facturación y ventas al negocio inicial de fabricación de equipos de elevación”. Metalúrgica Calviño es proveedora de IMPSA desde hace más de una década. Ambas firmas integran el cluster eólico y la fabricación de componentes se realiza mediante una alianza, en la que la compañía de Pescarmona asesoró en el montaje de la nueva planta y brindó capacitación técnica. 

Con 80 empleados, la firma produce unas 40 torres eólicas al año. El plan es llegar a 100 unidades anuales, para lo cual la dotación de personal deberá incrementarse casi al doble.

 
< Anterior   Siguiente >
 
Encuestas
¿Es conveniente la existencia de una legislación para la generación distribuida de baja potencia?